Imantdol

Imantdol

MAGNETOTERAPIA A PARTIR DE PLACAS DE IMANES

¿PADECE DOLORES ÓSEOS, MUSCULARES O ARTICULARES?

¿HA SUFRIDO UNA TORCEDURA O UN TRAUMATISMO QUE LE OCASIONE DOLOR?

Más detalles


20,00 € IVA incluído

Disponibilidad: Disponible

399 artículos disponibles

En muchas personas, la aparición de dolor puede limitar numerosas acciones de su vida cotidiana. Cuando su organismo percibe un estímulo doloroso, este se transmite a través de sus neuronas responsables del dolor hasta alcanzar el cerebro, siendo este el órgano donde se procesa el dolor. Desde laboratorios Anroch, damos prioridad al mantenimiento de su salud, por lo que se ha desarrollado Imantdol, una placa de imanes de magnetoterapia que, al aplicarse sobre la piel con ligeros movimientos genera un campo magnético que influye en la transmisión del impulso nervioso relacionado con el dolor, resolviendo dicho proceso doloroso.

Imantdol bloquea la transmisión del impulso nervioso, obteniéndose como resultado una desaparición del dolor. Como ventajas de este producto, Imantdol se puede usar durante un periodo de tiempo prolongado ya que no tiene periodo de caducidad y presenta inocuidad totalmente comprobada por la OMS. La calidad de Imantdol sobre los procesos dolorosos se puso de manifiesto en el 15º Certamen Internacional de Inventores y Nuevas Técnicas de Ginebra, en el que ganó la Medalla de Plata.

El uso de Imantdol hace que se abandone el uso excesivo de analgésicos de químicos, evitando así la aparición de efectos adversos, consiguiendo una rápida acción en la mayoría de los casos y una disminución de complicaciones.

 

Modo de empleo: aplicar la placa de Imantdol sobre la zona dolorida, ya sea directamente o sobre la ropa, realizando suaves movimientos musculares. Suele ser suficiente con una aplicación de 1-2 minutos, tantas veces como sea necesario.

 

Características: cada placa consiste en una estructura rígida de policarbonato sobre la que aparece un campo magnético una vez aplicada sobre el cuerpo.  Dentro de la placa hay 16 imanes permanentes, de tamaños y formas diferentes y de colores diferentes según la orientación del polo (el norte es amarillo y el sur, negro).  Los imanes se colocan en una simetría determinada, de modo que conforman una figura de siete símbolos guardando una proyección longitudinal.

Para comprobar el correcto funcionamiento de Imantdol, el producto se acompaña de un Test de Imantdol: al pasar el pequeño imán que se encuentra en la burbuja debe tener siempre el mismo color que el de la figura que pisa.

Lo que diferencia a la placa de Imantdol de otras técnicas de magnetoterapia es que se obtienen muy buenos resultados aplicando un campo magnético débil, aunque alterno.

 

Propiedades: las células nerviosas o neuronas son las responsables de transmitir la información dolorosa, además de otros tipos de información percibida por el organismo.

En condiciones normales, el potencial de membrana neuronal es negativo, lo que implica que una neurona se encuentre en reposo. En estas condiciones la concentración de iones Na+ y Cl- es superior en el exterior celular con respecto al interior, mientras que la concentración de iones K+ es superior en el interior celular en comparación con el exterior.

A la hora de transmitir el impulso doloroso, cuando llega la información a la célula nerviosa, se produce una entrada de Na+ al interior celular y una salida de K+ al exterior celular. Esto produce un aumento en el potencial de membrana, lo que se conoce como despolarización, tras la cual, la neurona alcanza un potencial de acción, se activa y la información es transmitida.

Imantdol contribuye a que la célula nerviosa o neurona implicada en el dolor permanezca en su estado de reposo, esto es, que no transmita la información dolorosa. El campo magnético generado por la placa de imanes impide la movilización de Na+ hacia el interior celular y la movilización de iones K+ al exterior de la célula. De este modo no se daría la despolarización neuronal, y por tanto, tampoco la transmisión del impulso doloroso, generando así un efecto analgésico en la zona de aplicación de Imantdol. 

Por el mecanismo de acción mencionado de Imantdol, se emplea en casos de cefaleas, dolores musculares, dolores óseos y articulares, dolores reumáticos, artríticos y artrósicos, torceduras, golpes y lumbalgias.

 

Precauciones: camuflar la causa de un proceso doloroso que no se encuentre entre los mencionados anteriormente puede agravar patologías no tratadas. Imantdol no se recomienda en personas con marcapasos y prótesis metálicas. Es recomendable que Imantdol permanezca alejado de móviles y dispositivos electrónicos.

 

Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito Confirmar

PayPal